"Quien quiera conquistar los corazones, debe dar a cambio su propio corazón"

-PJK

¡Felicidades!

Han conquistado el primer elemento de esta jornada. 

Un buen cimiento de nuestra fe en el corazón, es lo que nos lleva a repartir el amor y la alegría a los demás.

Alimentemos nuestra fe conquistando el segundo elemento de la jornada que es escuchar el llamado que Dios nos tiene el día de hoy en la Santa misa.